jueves, 19 de enero de 2017

Mi homenaje a Rodrigo Caro


                                                    Mi homenaje a Rodrigo


           Cada hombre contrae obligaciones   consigo mismo que no tienen  ninguna razón de ser para muchos de los que les rodean. Obligaciones como escribir sobre ciertos asuntos o personajes que no son del dominio popular.
            Se han puesto de moda los aniversarios y los recuerdos a grandes artistas.Pero estos artistas que recordamos  son siempre los repetidos, los manoseados por todos.Hoy quiero lanzar al aire un pequeño elogio a un poeta que no está repetido, que casi ni aparece en las historias de  la literatura que siempre se han estudiado en el bachilllerato. Estoy refiriéndome a Rodrigo  Caro.Escribir por escribir es una pendanteria. Escribir ,  ahora mismo sobre Rodrigo Caro, no tendrá sentido. Rodrigo Caro nació en 1573 lo que quiere decir que ya hace un tiempo que vivió.Son mas de 400años de su nacimiento, como en   otros momentos hemos recordado a otros escritores.
              Rodrigo Caro  no aparecerá en las grandes revistas, ni tendrá grandes espacios pero Rodrigo Caro merece un recuerdo por esa "Canción a las ruinas de Itálica". Versos elegiacos, desolados ante la vida, el progreso , la historia. Un estilo herreriano y retoricista que hunde sus raíces en la civilización romana.Nunca se  puede cantar una ruina histórica como lo ha hecho  Rodrigo Caro:
               "Este despedazado anfiteatro
                impío honor de los dioses, cuya afrenta
                publica el amarillo jaramago,
                ya reducido a trágico teatro ,
                ¡Oh fábula del tiempo! representa
                Cuanta fue su grandeza y es su estrago. "    


                Nunca la poesía se puede usar como arma moralista `porque pierde su valor expresivo. Rodrigo Caro no es un moralista pero es un poeta que entre lineas nos hace sacar conclusiones. Era el siglo XVI ,nos estamos acercando al  Barroco, la fugacidad de la vida es una constante de la poesía española . Rodrigo Caro lo plasma con fuerza:
                  "Emulación ayer de las edades                        
                   hoy, cenizas, hoy vastas soledades;
                   que no os respeto el hado, no la muerte,
                  ¡ay! ni por sabia a ti , ni a tu por fuerte".
            Un pequeño recuerdo, una lectura detenida de su obra son el mejor elogio para Rodrigo Caro, poeta.

Etiquetas:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal